Buscar
  • Nicthe

De la ficción a la realidad. La robótica y sus leyes.

¿Alguna vez te has preguntado lo que significa la palabra robot? Si buscas la respuesta a la pregunta y piensas en una imagen que lo represente seguramente vendrán a tu mente personajes de películas como Wall-e, Terminator, Yo robot, El hombre bicentenario y series como Futurama, Chobbits, Mazinger Z y un sin fín de máquinas más, pero son muy diferentes entre ellos, entonces ¿cuál es la respuesta? y ¿dónde surge la palabra?




La palabra robot se da a conocer en la obra teatral de 1920, R.U.R. que es el acrónimo de «Robots Universales de Rossum» escrita por el checo Karel Čapek, cuya historia trata de un empresario que construye una serie de máquinas que le servirán como esclavos laborales, pero como las máquinas superaron al empresario se vuelven en su contra. Lo que importa aquí es por qué les llamaron robots a esas máquinas y eso fue porque cuando Karel estaba escribiendo la historia, preguntó a su hermano Joseph cómo podía nombrarlas y su hermano respondió «robota» una palabra checa que significa trabajo o labor y quizá también la sugirió por la palabra eslava «rob» que significa esclavo. Así, cuando la obra se tradujo al inglés la palabra se usó así robot y de ahí se quedó.


Ahora, la palabra robótica también nace en la literatura, pero esta es creada por Isaac Asimov un escritor americano de origen ruso considerado como uno de los mejores escritores de ciencia ficción en la historia. El término es escrito por primera vez en el relato titulado El círculo vicioso publicado en la revista Astounding Science Fiction en 1942.



Sin embargo, Asimov se preocupaba por lo que llamaremos el «síndrome de Frankenstein» que es cuando el creador tiene miedo de que su creación —que es más inteligente—, se reproduzca y sea capaz de superar a la humanidad. Por ello Isaac buscaba que sus robots no fueran a hacer esto y es así que —en una charla con Jhon W. Campell— concretan las ideas en lo que conocemos como las tres leyes de la robótica, las cuales enuncian que:



1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.

2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.

3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley.



Estas leyes son, según la definición Isaac Asimov, «formulaciones matemáticas impresas en los senderos positrónicos del cerebro» es el programa cargado en la memoria ROM de los robots para que no puedan revelarse contra los humanos, si esto pasara el robot se descompondría.

El problema ahora es que los humanos han dado inteligencia artificial a esas máquinas que antes fueron pensadas como herramientas y esas leyes que se pensaron para la ficción se retomaron para la realidad y además se complementaron para frenar el impacto de esos robots en la humanidad ¿tú qué crees? ¿Seremos superados o quizá tendremos más tiempo libre para pensar y crear porque los robots harán las tareas que no queremos hacer?

79 vistas1 comentario

Contact

​5575 5022

©2018 by www.robotik-age.com.